El Carnavalito

En el parque Tanque laguna de la localidad Ciudad Bolívar en Bogotá, se llevó acabo el ya conocido Carnavalito de la Corporación Intitekoa, el objetivo de este encuentro fue mostrar la importancia de los derechos humanos y a partir de ellos, también las obligaciones que todos tenemos para cumplirlos y hacerlos cumplir.


El Carnavalito que se realiza hace ya doce años y que desde hace tres cuenta con nuestro apoyo, reúne cada año al rededor de mil personas que reconocen este espacio como la oportunidad de compartir, conocer, aprender y aportar a una mejor manera de convivir; por eso también en esta oportunidad estuvimos presentes.


Este espacio divertido se toma el barrio desde muy temprano con bandas marciales de los diferentes colegios, que con alegría y al ritmo de la música van recorriendo el camino y animando a todos los moradores a participar de las actividades y asistir a los espectáculos que han preparado las madres comunitarias con los niños de los diferentes jardines.


En esta versión las atracciones iban desde exposiciones de arte y fotografía, espectáculos musicales y de danza de los niños y jóvenes, y la visita de motos de alto cilindraje para cerrar la jornada. En esta ocasión contamos con el apoyo de algunos voluntarios de IBM, quienes animados a dar lo mejor de si hicieron junto a los niños un mural de tela, en donde dejaron las huellas de sus manos con pintura como representación del compromiso con el aprendizaje sobre los derechos humanos y su aplicación en nuestro día a día.


#Manospormisderechos fue el hashtag insignia de esta actividad, un espacio donde disfrutamos, reímos, ayudamos e hicimos parte activa para sembrar semillas de conciencia y reflexión en cada uno de los participantes.¡Fue un goce total, una experiencia única que quedó marcada en nuestro corazón!


Este año y como siempre, sentimos que el Carnavalito acabó muy rápido, el tiempo pasa a altas velocidades cuando se pasa bien, luego de esta experiencia solo quedan sensaciones bonitas que nos traen sonrisas, agradecimientos y mucha conciencia sobre nuestros derechos y deberes.


Aquí les compartimos algunos de los gratos momentos vividos en nuestra participación del Carnavalito 2018