Comunidad VASED en nuestro día a día

El proyecto de Comunidad VASED nace para agrupar a personas y organizaciones sociales sin ánimo de lucro, que buscan de diversas maneras ayudar a las comunidades que lo necesiten.

¡Juntos somos más fuertes!

Es muy lindo ver como todos aportamos, desde las ideas hasta insumos, conocimientos, recursos, tiempo y todo lo que sea necesario para cumplir sueños que crezcan y perduren de por vida. Para entender realmente el impacto del proyecto, queremos compartir con ustedes un poco de la historia de una estudiante del diplomado de juego arte y tecnología que hace parte de la Comunidad VASED, el diplomado tuvo una duración de 4 meses y contamos con cerca de 25 personas.

Liliana Reyes ¡Vivo para servir!

Liliana llegó a la Comunidad VASED, gracias a una amiga y con la expectativa de aprender todo lo posible para poder llevar ese conocimiento a su Comunidad. Liliana es una mujer que disfruta de las peqeuñas cosas, es una madre berraca e hija dedicada, vive con su hijo Santiago y su padre José, en el barrio Paraíso ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar y como ella misma dice: “para su crecimiento como persona” busca nutrirse de conocimientos que luego aplica en su vida y comparte con los demás.

Una de las premisas que Liliana ratificó en el diplomado, es que no importa de dónde vienes, cómo eres físicamente o la clase socioeconómica a la que perteneces, siempre tienes algo valioso para aportar a los demás; En el diplomado conoció lindas personas que le aportaron mucho, se lleno de ideas y conocimiento para llevar al colectivo que está creando junto con su amiga Soranny Vargas.

Juntas participaron en el diplomado y juntas están trabajando en un proyecto maravilloso, una escuela popular de artes, donde niños y jóvenes se puedan formar de manera gratuita, su objetivo principal es que desde temprana edad puedan incentivar a futuros líderes sociales y artísticos.

Sin darse cuenta Liliana con solo 30 años, está sumergida en acciones diarias que buscan cambiar el mundo, trabaja para mejorar su vida y la de todos quienes la rodean, le apuesta con todo el corazón a cultivar niños y jóvenes para que usen el arte como herramienta de mejora social y se capacita para crecer cada vez más y así mismo poder entregar cada vez más, Liliana es un ejemplo a seguir, una historia que inspira a la acción, a no esperar de brazos cruzados que algo cambie o mejore, pues tomando sus palabras, “todos tenemos algo valioso para aportar a los demás.”

Esperamos que estés con una sonrisa en la cara y muchas ganas de salir corriendo y ponerte en acción para hacer cosas por ti y por quien lo necesite, en VASED te esperamos con los brazos y corazones abiertos 😀

« 1 de 5 »

Escribe tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Your Name *

Your Mail *

Your Comment*