Caminando hacia nuestra propia evolución

Como parte de una transformación social propia, dimos inicio a un nuevo camino en el cuál después de mucho analizar, evaluar y pensar a futuro, nos definimos con un nuevo concepto basado en tres pilares, con los que nos identificamos y que están presentes en nuestras acciones: la formación, la transformación y la innovación.

Así pues, nos pusimos “manos a la obra” y con estos nuevos objetivos iniciamos la planeación de actividades enmarcadas en los Programas de la Fundación; todo esto con el propósito de integrarlos en los proyectos estando a la vanguardia en metodologías de educación, poniendo atención a las verdaderas necesidades de nuestros beneficiarios y aplicando la innovación social por medio de la creación de dinámicas modernas que funcionen para todos.

La formación, nos permite expandir el mundo de quienes participan en nuestros programas, dando a conocer otros caminos interesantes, en los que una vez iniciado el recorrido, los lleve a lugares maravillosos de conocimiento e interés por aprender más, de superarse y de aumentar la proporción de lo que pueden lograr con sus proyectos de vida.

La transformación, es lo que nos da la posibilidad de ser cada vez mejores, ya sea en lo que hacemos, en lo que pensamos o en cómo nos comportamos, es un proceso necesario para evolucionar sin perder la esencia. Por eso nos apasionamos con la transformación de vidas, pensando en el largo plazo de las personas y de las comunidades.

La innovación, que permite tomar algo ya existente y modificarlo para que se adapte o funcione respondiendo a los desafíos de la actualidad, dejándonos utilizar nuevos componentes que al integrarlos, proporcionen un resultado completamente diferente. La posibilidad de innovar es lo que le ha permitido al ser humano evolucionar hasta nuestros días.

Gracias a esta exploración y teniendo en cuenta nuestra estructura y el análisis de las necesidades de nuestros beneficiarios, supimos que los objetivos debían ser otros, pues con el tiempo hemos comprendido la importancia de observar nuestro impacto social y fortalecerlo, para que sea trascendente en el tiempo y en las comunidades.¡Bienvenidos a nuestra nueva etapa y gracias por acompañarnos! Seguiremos en este proceso de modernización en beneficio de nuestro país.