Educación de calidad, formación inclusiva y equitativa para todos.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) nacieron como un llamado universal desde las Naciones Unidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas cuenten con mejores condiciones de vida en el 2030. El Objetivo número 4, Educación de calidad, hace referencia a la formación inclusiva y equitativa para todos.

La educación es un derecho humano, una fuerza del desarrollo sostenible y de la paz, es la ruta para alcanzar la igualdad de género y romper el ciclo de pobreza; y es el medio por el cual se transmiten conocimientos, competencias y valores necesarios para vivir con dignidad, para construir proyectos de vida propios que contribuyan al fortalecimiento de las sociedades.

La educación mundial en cifras:

  • Hoy en día, más de 262 millones de niños y jóvenes no están escolarizados;
  • 6 de cada 10 niños no han adquirido todavía, tras varios años de estudios, las competencias básicas en lectoescritura y aritmética;
  • 750 millones de adultos son analfabetos.

El ODS 4 propone “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”.

Naciones Unidas

Sin embargo la pandemia está dando un fuerte revés en los avances que se venían logrando, pues tanto niños, como jóvenes y adultos no tuvieron más alternativa que detener sus estudios presenciales y, los pocos que lograron continuar de forma virtual, no obtuvieron la misma calidad ni permanencia. Por lo que se prevé que esta meta no se alcanzará a cubrir con los avances mínimos necesarios para seguir firmes en dicho propósito educativo.

Solo en Colombia, según cifras del Banco Mundial, alrededor del 37% de los estudiantes que comienzan un programa universitario abandonan el sistema de educación superior. Alrededor del 36% de los estudiantes que desertan en Colombia, lo hacen al final del primer año, y casi el 30% de los inscritos que abandonan el sistema, lo hacen después de 4 años.

El voluntariado como herramienta secreta

Por el contrario, las cifras que están siendo alentadoras tienen que ver con el voluntariado, que como consecuencia de la pandemia, aumentaron en el mundo entero de forma natural e incluso directa, sin ningún organismo que intervenga y aunque se dió dentro de un escenario que no es el ideal, demostró cómo las personas con diversos conocimientos pusieron a disposición su tiempo para ayudar y enseñar a otros.

Es así que los esfuerzos de voluntariado enfocados en la formación son primordiales, ya que en este 2021 se espera compensar de alguna forma el terreno perdido. Los números muestran que las actividades de voluntariado apoyadas en la tecnología, están siendo determinantes en este camino.

En Fundación VASED contamos con la tecnología como centro y herramienta principal, hemos acumulado una importante experiencia propia entregando capacitaciones en robótica, emprendimiento, pedagogía y cultura dentro de sectores vulnerables del país. Hemos visto de cerca el poder de la educación y del voluntariado y sabemos que es posible sembrar la semilla del conocimiento hoy, para que en el futuro otros recojan el fruto de la paz, la igualdad y la calidad de vida.

Haz parte del cambio, apoya nuestras iniciativas, únete activamente. Contamos contigo.

Escribe tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Your Name *

Your Mail *

Your Comment*